Análisis breve a las teorías organizacionales de la empresa y la nueva concepción de la empresa

La empresa, ha pasado a través del tiempo de ser un ente aislado y mero productor de riqueza, a cumplir un papel de producción de bienes de consumo en la sociedad en función de necesidades del mercado, enfrentándose a una sociedad globalizada que evoluciona a velocidades trepidantes y tiene cambios bruscos y constantes, por lo que ha pasado a conceptualizarse como un ente dinámico dentro de la economía; es decir, que si la empresa ha cambiado, también lo ha hecho la forma de organizarla, hablamos en consecuencia de la evolución de las Teorías de Organización de la Empresa.

¿Que llamamos “Teoría de la organización”?, pues según la definición establecida por L.M.Manene, la teoría de la organización es “un conjunto de proposiciones teóricas que estudian la naturaleza, estructura y funcionamiento de las organizaciones y que intenta precisar las series de principios, reglas y métodos por los que se desarrollan, y que explica a través de los modelos de diseño organizativo y de comportamiento humano”, así que podemos asumir que las empresas tratan de integrar un sistema científico que se base en lo económico, lo sociológico, administrativo y psicológico; dándole un carácter interdisciplinario.

¿Entonces podemos asumir que todas las empresas se organizan de la misma forma?, pensar así acutalmente es imposible, si la empresa es un ente dinámico que está en intercambio constante con un contexto donde se desenvuelve, ha de adaptarse en función del entorno; así, el principio más importante de las teorías organizacionales modernas, es que no existe un método universal; es imposible aplicar el mismo modelo de organización a todas las empresas, puesto que compiten en mercados diferentes han de comportarse de forma diferente, el mismo L.M.Manene nos da una definición de organización que expresa con bastante precisión el espíritu de la era de cambio que se vive actualmente “La organización es la determinación en continuidad de las estructuras de medios humanos y materiales, orientados a la consecución de una misión estratégica común y en consonancia con la cultura de la entidad, creando y actualizando periódicamente las normas sobre delimitador de funciones, responsabilidades, dependencias, procedimientos y sistemas de relaciones y comunicación” (1996). A pesar de que se encuentre un modelo que resulte exitoso, éste tampoco ha de ser eterno.

Los métodos de organización, son tan antiguos como la sociedad misma, pues sabemos que mientras haya comunicación se intentará establecer sistemas organizados que conduzcan a algún  beneficio (como las tribus, la iglesia, los feudos, etc.). Viene a ser en la revolución industrial que el concepto de organización empresarial se formaliza, y se empiezan a establecer medios de producción masivos, la evolución y utilización de maquinaria cada vez más compleja, trajo consigo el desarrollo de la estructura empresarial, llevada en hombros por la cantidad de avances tecnológicos, comunicacionales y sociales de la época.

El modelo organizacional clásico (las llamadas teorías clásicas), data del siglo XVII, donde se aplicó el método científico a la organización y se separó por primera vez la organización del trabajo, del trabajo en sí mismo; pero las organizaciones eran consideradas sistemas cerrados, “cajas negras” sin interacción con el mundo exterior. No es hasta el siglo XX que L. Von Bertalanffy propone los fundamentos de la Teoría General de Sistemas (T.G.S), que la teoría de organización inició un crecimiento hacia una nueva dimensión bajo una perspectiva radicalmente diferente.

Habiéndose postulado la T.G.S, se empezó a aceptar a nivel organizativo que la dirección y la organización deben ser considerados como sistemas, o parte de un sistema, actuando siempre dentro de otro que lo enmarca; es cuando se toma en consideración que los sistemas son conjuntos de partes organizadas que toman entradas y producen salidas, que se evidencia que la empresa es un ente en constante interacción con el exterior, una premisa que da base a formulaciones bajo ideales distintos a los del momento con respecto al como organizar la empresa.

Ahora (gracias a la consideración de la teoría general de sistemas), se contempla que a diferencia de los modelos clásicos y tradicionales donde las relaciones organizacionales se establecían de manera fija con líneas de mando autoritarias estrictamente definidas y la empresa debía responder a una serie de mandamientos establecidos para ser considerada eficiente; se toma un enfoque más centralizado en el recurso humano, pues son después de todo las personas las que hacen que una organización funcione; ya el personal no es sólo una herramienta para alcanzar un fin, es un fin en sí mismo, por lo que se intenta humanizar la organización alrededor de él.

Puntualizando, (Según L.M.Manene), los principios de la organización en el modelo clásico habían terminado por reducirse a esto:

-Especialización y división de trabajo, (como fuente de ventajas económicas).

-Jerarquía, (la autoridad y la responsabilidad deben de fluir en línea recta desde arriba hacia abajo en un modelo piramidal).

-Unidad de Mando, (cada persona es mandada sólo por un supervisor).

-Autoridad. (derivada del puesto, más no de la persona).

-Amplitud de control, (cada directivo debe mandar a un número reducido de subordinados para lograr la integración de actividades).

Diferenciación entre la línea y staff, (la línea está investida de autoridad y el staff ayuda y asesora a la línea).

-La organización informal, (era algo que debía en lo posible eliminar).

Ahora, aunque algunos de estos principios tengan una aplicación relativa, los supuestos actuales para que una estructura organizativa sea eficiente debe responder a:

ñ  Las formas organizativas no pueden responder a principios rígidos y válidos para cualquier tipo de organización, (dependiendo de su adecuación del entorno, del sistema técnico que se utilice, del tipo de producto que se cree, del tamaño, de las características del personal, etc)

-La división de trabajo y especialización no siempre son eficientes, La polivalencia y flexibilidad sin principios sobre todo en determinadas organizaciones).

-Son las personas, las que realmente hacen funcionar a una organización.

-La supervisión a base de autoridad no es la única forma de lograr coordinación (recordemos la metodología de trabajo de google)

-La autoridad no debe apoyarse sólo en la legitimidad formal.

-Una persona puede recibir ordenes u orientaciones de más de un supervisor, (siempre que las competencias de cada uno estén bien definidas).

-Los ámbitos de control deben tender a ampliarse para disminuir los niveles de jerarquía y aumentar la agilidad de respuesta de la organización.

-Importa más entender como funciona la organización (fisiología), a entender su organigrama (anatomía).

-No puede ni debe de formalizarse todo lo espontáneo, (lo informal contribuye al funcionamiento de la empresa).

Concluyendo, lo que cabe resaltar es algo que ya mencionamos antes, las teoría organizacional de empresa cambió para hacerse humana, al entender que las personas son la base de la organización y que las empresas se comportan más como entes vivientes que como cajas negras de producción se generó un campo totalmente nuevo de organización empresarial, donde la jerarquía rígida y estratificada deja de aplicar para todos los casos; se entiende que la mecánica de organización debe ser como el cuerpo, capaz de alcanzar sus objetivos en un entorno siempre cambiante y ausente de estática.

Por supuesto, aunque hayan ensayos y errores dentro de la definición de una estructura organizacional propia, existen premisas para determinar el tipo que ha de seleccionarse; pero eso, es material para otra entrada.

Referencias:

1.      Luis Manuel Manene (2011), La ORGANIZACIÓN EMPRESARIAL: definiciones, evolución y escuelas organizativas.

2.      Arturo Lom (2006), Teoría y pensamiento administrativo. GestioPolis.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s